Nuevos Camiones

Mercedes-Benz Euro V

Mercedes-Benz iniciará en Argentina la comercialización de camiones y buses respondiendo a la norma EURO 5. La tecnología denominada BlueTec 5 satisface las exigencias de dicha norma, la cual entrará en vigencia a partir del 1 de enero de 2016, con motores más potentes, cuidadosos del medioambiente y con una reducción de hasta un 6% del consumo de combustible y ahorros importantes en mantenimiento preventivo. Por otra parte, los modelos traerán -como es habitual en la marca- un equipamiento con máximo confort, gran variedad de funciones y excelente desempeño para el transportista argentino.

Con este lanzamiento, Mercedes-Benz presenta en el país camiones y buses con tecnología BlueTec 5, para satisfacer las exigencias de la normativa EURO 5, en vigencia desde el 1 de enero de 2016. La tecnología BlueTec 5 ha demostrado ser efectiva, confiable, económica, cuidadosa del medioambiente y con excelente desempeño. Se utiliza con éxito en Europa desde 2005 y en Brasil a partir de 2012.

Si bien la norma EURO 5 apunta a la reducción de los distintos gases contaminantes emitidos por los motores diésel pesados, el máximo foco está puesto en dos de ellos, exigiendo una reducción del 80% en las emisiones de Material Particulado y de un 60% en las emisiones de Óxidos de Nitrógeno (NOx). Para ser bien concretos, la evolución tecnológica se puede expresar de la siguiente manera: 1 camión EURO 0, como el mítico Mercedes 1114 que aún circula por las rutas de nuestro país, emite la misma cantidad de material particulado que 37 unidades EURO 5. En el camino quedaron las normas EURO 1, EURO 2 y EURO 3 que poco a poco fueron evolucionando hasta llegar a la mejora obtenida por EURO 5.

Estos dos contaminantes, material particulado y NOx, se generan durante la combustión en forma antagónica: a mayor concentración de uno, menor del otro, y vice-versa. Hasta la norma EURO 3, era posible ajustar los parámetros de la combustión para mantener ambos por debajo del límite legal. Sin embargo, la norma EURO 5 exige límites tan bajos que se torna imposible cumplirlo exclusivamente dentro del motor. Por lo tanto, independientemente del sistema que se elija, siempre es necesario reducir al mínimo uno de los contaminantes dentro del motor (lo cual genera una elevada cantidad del otro) y luego emplear un sistema de postratamiento de gases de escape para reducir el segundo contaminante.

    Recomendar página