Rentable, idóneo para el uso previsto y seguro.

Pesa menos. Mueve más.

Con el Axor resulta más fácil afrontar tareas de transporte pesado en la construcción y los sectores auxiliares. Su elevada carga útil y una técnica robusta y fiable son la clave de su idoneidad en su clase. Desde el suministro por carretera de áridos y otros materiales pesados para la construcción hasta tareas que exijan elevada capacidad de tracción sobre terrenos no compactados: la cadena cinemática a la medida explica la elevada rentabilidad del Axor.