Más fuerza para la construcción.

El Arocs en el transporte todoterreno supera con soltura cualquier situación de conducción. Para ello lo equipamos con motores Euro V robustos y de gran capacidad de aceleración, con el cambio automático Mercedes PowerShift 3 y con una estructura de la suspensión y del bastidor sin igual en el mercado.

El motor, el cambio y los ejes se producen en las plantas de Mercedes-Benz y están dimensionados para poder soportar esfuerzos particularmente elevados. El control inteligente de los componentes de la cadena cinemática, el elevado par motor de los propulsores y los cambios de relación extremadamente rápidos de Mercedes PowerShift 3 aseguran que el conductor disponga siempre de enormes reservas de fuerza.

A fin de brindar la mejor tracción posible y una buena maniobrabilidad, la propulsión, el tren de rodaje, la suspensión y el bastidor configuran una unidad perfectamente armonizada, optimizada para el uso previsto del Arocs en carretera, a pie de obra o en terrenos especialmente accidentados.