Robustez.

El Arocs tiene muchas virtudes. La condescendencia no es una ellas.

Tanto si busca una tractora como un camión rígido, una hormigonera o un volquete pesado: en las versiones para carretera y con tracción integral del Arocs encontrará un vehículo robusto y resistente para afrontar cualquier desafío en el transporte para la construcción. 

La concepción robusta y la resistencia del Arocs se reflejan en sus cabinas. Se fabrican utilizando chapas completamente galvanizadas para asegurar su durabilidad y ostentan además un diseño atlético y poderoso. El turboembrague-retardador exento de desgaste* puede transmitir fuerzas muy elevadas al ponerse en marcha y al maniobrar con trenes de carretera de peso elevado o en vehículos con un par motor especialmente alto. Otro atributo importante del Arocs que le permite desplazarse sin problemas por taludes y rampas extremos es su generosa altura libre sobre el suelo. Como puede ver, el Arocs está en condiciones de afrontar cualquier desafío.

* Equipo opcional.