La primera en su especie.

Descubra el modelo híbrido enchufable de Mercedes-Benz.

Híbrido enchufable


Híbrido enchufable. Va por delante.

Amplia autonomía y emisiones extremadamente bajas.

La propulsión del modelo híbrido enchufable corre a cargo del motor eléctrico y del motor de combustión. Además de la función de recuperación al frenar, la batería de iones de litio de alto voltaje puede recargarse conectándola a una toma de corriente o a una estación de carga para poder cubrir trayectos más largos utilizando sólo el motor eléctrico.

Híbrido enchufable


Híbrido enchufable. Va por delante.

Amplia autonomía y emisiones extremadamente bajas.

La propulsión del modelo híbrido enchufable corre a cargo del motor eléctrico y del motor de combustión. Además de la función de recuperación al frenar, la batería de iones de litio de alto voltaje puede recargarse conectándola a una toma de corriente o a una estación de carga para poder cubrir trayectos más largos utilizando sólo el motor eléctrico.

Más información sobre la propulsión híbrida enchufable de Mercedes-Benz.

Enchufe de carga

La batería de iones de litio de alto voltaje puede recargarse externamente a través de un enchufe de carga situado en el lado derecho del parachoques trasero.

Gracias a un sistema de recarga a bordo inteligente, la batería puede recargarse en una Wallbox, en una toma de corriente doméstica o en una de las cada vez más numerosas estaciones de carga públicas.

Batería de iones de litio de alto voltaje

Según el modelo, la batería cargada al 100% permite recorrer más de 30 km en régimen exclusivamente eléctrico y, por tanto, sin emisiones directas.

Transmisión híbrida, incluyendo el motor eléctrico

En la cabeza híbrida del cambio automático de nueve marchas 9G-TRONIC incorporado de serie se han integrado el motor eléctrico y un embrague adicional entre el motor de combustión y el grupo eléctrico.

Motor de combustión

Según el modelo, se combinan motores de gasolina de cuatro o seis cilindros con módulos híbridos y con baterías en diferentes escalas de potencia.

Cuando la situación lo requiere, el motor eléctrico asiste al motor de combustión aportando un extra de potencia para el proceso de aceleración. El resultado son prestaciones que aúnan placer de conducción y confort con unos niveles mínimos de consumo y emisiones.

Sistema de recuperación de la energía de frenado

La recuperación permite obtener energía en las fases de retención y de frenado.

El mayor potencial de reducción del consumo en un sistema de propulsión híbrida reside en la optimización de la recuperación de energía en régimen de retención y en las fases de frenado. Cuando usted pisa el pedal del freno, es el motor eléctrico el que asume en primer lugar la deceleración, actuando como un generador eléctrico.

   

Propulsión híbrida


Propulsión híbrida. Dinámica y eficiente.

Bajo consumo y elevado placer de conducir gracias al uso inteligente de la energía cinética.

La propulsión híbrida combina un motor eléctrico y un motor de combustión con baterías de alto voltaje de iones de litio. El resultado es una potencia impresionante, unida a unas cifras de consumo ejemplares. El uso inteligente de la energía cinética asegura una dosis extra de agilidad y seguridad, por ejemplo, al adelantar o al acelerar.

Propulsión híbrida


Propulsión híbrida. Dinámica y eficiente.

Bajo consumo y elevado placer de conducir gracias al uso inteligente de la energía cinética.

La propulsión híbrida combina un motor eléctrico y un motor de combustión con baterías de alto voltaje de iones de litio. El resultado es una potencia impresionante, unida a unas cifras de consumo ejemplares. El uso inteligente de la energía cinética asegura una dosis extra de agilidad y seguridad, por ejemplo, al adelantar o al acelerar.

Más información sobre la propulsión híbrida de Mercedes-Benz.

Un modelo de austeridad.

En la propulsión híbrida se combina un motor diésel de 4 cilindros con un motor eléctrico compacto del sistema modular de componentes híbridos.

Según el modelo es posible desconectar el motor de combustión en régimen de retención en la gama de velocidad por debajo de 160 km/h. La función Boost puede aumentar sensiblemente el dinamismo al acelerar con brío, pues combina la fuerza de los dos grupos de propulsión.

Más autonomía, más confort.

El sistema de recuperación de la energía de frenado basado en sensores de radar asegura una recuperación de la energía más efectiva gracias a la adaptación de la intensidad de recuperación a la situación concreta de marcha.

La recuperación convierte la energía cinética en energía eléctrica durante la deceleración, incrementando así la autonomía del vehículo. A tal efecto, el sistema de recuperación de la energía de frenado asistido por radar utiliza los datos de determinados sistemas de asistencia a la conducción.

Potente y eficiente.

El módulo híbrido es un motor eléctrico en forma de disco que asume además las funciones de motor de arranque y de alternador. El motor eléctrico se encuentra situado entre el motor de combustión y el cambio automático.

Dependiendo del modelo, los primeros metros desde el arranque hasta una velocidad de 35 km/h se recorren en régimen exclusivamente eléctrico. Además, el motor eléctrico asiste al motor diésel al acelerar (efecto Boost) y se utiliza en el modo generador para recuperación de la energía.

Compacta y muy efectiva.

La batería de iones de litio es la pieza central de la propulsión híbrida compacta y altamente eficiente. En ella se acumula la energía obtenida por recuperación, que propulsa al motor eléctrico.

Es posible que le interese saber esto.

Es posible que le interese saber esto.

Servicios e información en torno a la electromovilidad de Mercedes-Benz.

La imagen muestra una vista ¾ frontal de la Clase B eléctrica durante la carga de la batería en una Wallbox Mercedes-Benz.

Recargar la batería con la Mercedes-Benz Wallbox.

Segura, rápida y confortable: su propia estación de carga en casa o en la empresa