La Clase G.

La Clase G.

El número uno sobre cualquier terreno.

El número uno sobre cualquier terreno.

Las imágenes publicadas en este sitio son de carácter ilustrativo y con fin publicitario. En ningún caso deben reputarse y/o interpretarse como contractuales. Consulte especificaciones técnicas y equipamiento de cada vehículo en la Red de Concesionarios Oficiales Mercedes-Benz. Mercedes-Benz Argentina S.A. se reserva el derecho de modificar especificaciones y/o nivel de equipamiento sin previo aviso y sin incurrir en ninguna obligación.

Entendiendo la Clase G


Concepción del vehículo.

Pionero en todos los caminos.

Entendiendo la Clase G


Concepción del vehículo.

Pionero en todos los caminos.

Lo sentimos, su dispositivo no es compatible con esta función.

Lo sentimos, su dispositivo no es compatible con esta función.

Intente girar el aparato para activar el modo apaisado. O utilice un aparato con una mayor resolución.

Comprobado a fondo en el Schöckl.

El lugar en donde la Clase G da sus primeros pasos desde hace más de 37 años. En una pista de pruebas tan excepcional como el vehículo mismo: el Schöckl en Graz.
La Clase G de Mercedes-Benz recorriendo el monte Schöckl junto a la ciudad de Graz, en Estiria.
Cerrar
El vídeo muestra la Clase G de Mercedes-Benz durante la prueba en carretera obligatoria en el monte Schöckl junto a Graz.
Reproducir
Ver de nuevo
Prueba de fuego para cada ejemplar de la Clase G.
5,6 km de terreno extremo. Pendientes de hasta el 100%. Inclinación lateral de hasta 54°. Rocas que sobresalen un metro por encima de la pista. Enormes raíces que surcan el recorrido. Un terreno que acabaría devorando cualquier otro vehículo, con rodadas, piedras, grava y montículos. Así es el monte de 1.445 metros de altura junto a la ciudad de Graz, el Schöckl. La Clase G tiene que superar varios miles de kilómetros en su propia pista de pruebas. Una operación que se repite después de cada mejora introducida. Una vez que los ejes, el bastidor, la carrocería, la cadena cinemática y los grupos de propulsión resisten más que el conductor, se otorga a la Clase G el certificado «probada en el Schöckl y apta para la producción en serie».

En el camino

La aventura en la gran ciudad. La Clase G llega a los lugares más recónditos de la ciudad. Impertérrita, decidida y siempre por delante. Ahora con mejores prestaciones gracias a sus motores perfeccionados y un tren de rodaje optimizado.
Clase G - En el camino

Diseño

Con líneas angulosas en serie. Un vehículo que se asemeja a una impresionante obra arquitectónica. La generosa estatura con sus inconfundibles elementos de diseño ha ejercido siempre una fuerza de atracción frente al observador.
Clase G - Diseño

Un legado


Herencia.

Un carácter único desde 1979. Conozca la singular historia de la Clase G de Mercedes-Benz.

Un legado


Herencia.

Un carácter único desde 1979. Conozca la singular historia de la Clase G de Mercedes-Benz.

La Clase G de Mercedes-Benz no ha experimentado cambios relevantes en los 36 años de la historia de este modelo.
Reproducir
Ver de nuevo

Más sobre la historia de la Clase G:

Profundice y descubra la sugestiva interacción entre tradición e innovación.


Más sobre la historia de la Clase G:

Profundice y descubra la sugestiva interacción entre tradición e innovación.

Conocer la historia


Una leyenda hace historia.

Este modelo acredita de forma impresionante la relevancia que tiene la tradición para Mercedes-Benz. Rememore la historia de la Clase G en fotografías.

Conocer la historia


Una leyenda hace historia.

Este modelo acredita de forma impresionante la relevancia que tiene la tradición para Mercedes-Benz. Rememore la historia de la Clase G en fotografías.

La manufactura de Graz


Cada Clase G es un ejemplar único. La manufactura de Graz.

La Clase G se fabrica a mano desde hace más de 35 años en nuestra manufactura en la ciudad austriaca de Graz. Hasta la fecha ha salido de la planta más de un cuarto de millón de ejemplares.

La manufactura de Graz


Cada Clase G es un ejemplar único. La manufactura de Graz.

La Clase G se fabrica a mano desde hace más de 35 años en nuestra manufactura en la ciudad austriaca de Graz. Hasta la fecha ha salido de la planta más de un cuarto de millón de ejemplares.

La Clase G de Mercedes-Benz se suelda a mano en la manufactura de Graz.

Para fabricar el bastidor de travesaños de la Clase G es necesario realizar unos 5.000 puntos de soldadura.

En la manufactura de Graz se une la carrocería con el motor de la Clase G.

En la manufactura de Graz se ensambla el tren de rodaje con el motor.

Montaje de la cadena cinemática de la Clase G de Mercedes-Benz en la manufactura de Graz.

Montaje de la cadena cinemática de la Clase G en la manufactura de Graz.

La carrocería básica de la Clase G se prepara en la manufactura de Graz para la aplicación de las diversas capas de pintura.

Antes de proceder al pintado se suprimen todos los restos de suciedad y óxido.

Después de la imprimación por inmersión cataforética se prepara la carrocería de la Clase G para los siguientes pasos.

La carrocería de la Clase G después de la imprimación por inmersión cataforética.

Un mecánico chapista corrige hasta la última irregularidad en cada ejemplar de la Clase G antes del pintado en la manufactura de Graz.

Un mecánico chapista corrige hasta la última irregularidad antes del pintado.

Los focos del túnel permiten descubrir hasta el último defecto en la pintura y en la carrocería de la Clase G antes de su entrega al cliente.

Todos los vehículos se controlan exhaustivamente bajo los focos para descubrir posibles defectos.

Antes del control de acabado bajo los focos del túnel y de la entrega del vehículo al cliente se pule la pintura metalizada de la Clase G.

Antes del control de acabado se pule cada Clase G para conseguir un acabado brillante.

Como es natural, cualquier deficiencia detectada y marcada en el túnel de control de acabado se elimina antes de la entrega de la Clase G al cliente.

Bajo los focos del túnel es posible apreciar hasta la más mínima irregularidad.

Todos los ejemplares de la Clase G de Mercedes-Benz se fabrican a mano en Graz a partir de unas 3.000 piezas individuales.

Al cabo de más de 100 horas de trabajo, la Clase G puede salir de la manufactura.

La gran variedad de modelos de la Clase G exige, también en nuestros días, una producción manual en una única línea de montaje. Por ello, mecánicos experimentados seleccionan entre más de 10.000 piezas las 3.000 que necesitan para ir dando forma con el máximo esmero a cada nuevo ejemplar de la Clase G. Al cabo de más de cien horas de trabajo de especialistas —prácticamente el triple del tiempo que requiere un vehículo de producción industrial—, la Clase G está lista para abandonar su lugar de origen.

Tour de G


Tour de G: en la Clase G hasta el fin del mundo.

En el año 1988, Gunther Holtorf se puso en marcha en su Mercedes-Benz 300 GD con motor diésel de 3 litros y 65 kW (88 CV) para hacer historia recorriendo uno tras otro todos los continentes. Viajó por 215 países, regiones y territorios y completó un periplo de casi 900.000 kilómetros con el mismo motor. Récord mundial.

Tour de G


Tour de G: en la Clase G hasta el fin del mundo.

En el año 1988, Gunther Holtorf se puso en marcha en su Mercedes-Benz 300 GD con motor diésel de 3 litros y 65 kW (88 CV) para hacer historia recorriendo uno tras otro todos los continentes. Viajó por 215 países, regiones y territorios y completó un periplo de casi 900.000 kilómetros con el mismo motor. Récord mundial.

Bajo condiciones especialmente duras.

Gunther Holtorf recorre con su Mercedes-Benz 300 GD la meseta tibetana, caracterizada por sus templos budistas y el macizo del Himalaya.
Gunther Holtorf demuestra en Tanzania la profundidad de vadeo de la Clase G con su Mercedes-Benz 300 GD.
El Mercedes-Benz Clase G «Otto» rodeado de camiones peligrosamente sobrecargados en India.
El Mercedes-Benz 300 GD —en la foto en un contenedor para transporte marítimo— fue el primer vehículo privado extranjero que circuló por Jamaica.
Gunther Holtorf ante su Mercedes-Benz 300 GD en el salar de Uyuni en Bolivia en el año 1997.
El Mercedes-Benz 300 GD «Otto» en Tanzania.

Bajo condiciones especialmente duras.

Como corresponde al carácter de este vehículo, el 300 GD de Mercedes-Benz recorrió 250.000 de los casi 900.000 kilómetros de su ruta fuera de las vías compactadas.

Como corresponde al carácter de este vehículo, el 300 GD de Mercedes-Benz recorrió 250.000 de los casi 900.000 kilómetros de su ruta fuera de las vías compactadas.

Pistas de grava o de superficie ondulada, barro, baches o rutas de alta montaña talladas sobre roca. El tren de rodaje y el chasis soportaron durante la vuelta al mundo esfuerzos equiparables a los de 2,5 millones de kilómetros en condiciones normales en Europa central.
¿Quiere seguir el ejemplo de Gunther Holtorf abandonando las vías habituales para explorar el planeta y experimentar la fascinación y la perfección de Mercedes-Benz?

No hay nada que pueda detenerla.


Tecnologías todoterreno.

Su estabilidad, su altura libre sobre el suelo y su concepción robusta son legendarias.

No hay nada que pueda detenerla.


Tecnologías todoterreno.

Su estabilidad, su altura libre sobre el suelo y su concepción robusta son legendarias.

Apto para cualquier terreno.

Tres bloqueos de diferencial con una acción del 100%: el único sistema de asistencia fuera del asfalto.

La base de todos los modelos de la Clase G es el bastidor de travesaños rígido a la torsión fabricado con chapas de acero.

Bastidor de travesaños

La imagen muestra las teclas para los tres bloqueos de diferencial con una acción de bloqueo del 100% de la Clase G.

Bloqueos de diferencial

El componente más importante: la espina dorsal.

No se somete a las fuerzas de flexión: la Clase G con bastidor de travesaños formado por chapas de acero de 3-4 mm de espesor.

Una dosis de fuerza adicional a golpe de botón.

Desmultiplicación para todo terreno, que asegura una transmisión ideal del par motor.

La fotografía muestra un primer plano del interruptor Low-Range en la Clase G de Mercedes-Benz.

Interruptor Low-Range

Abre su propio camino.


Aptitud todoterreno.

La Clase G no precisa caminos. Su territorio comienza ahí donde otros tienen que arrojar la toalla.

Abre su propio camino.


Aptitud todoterreno.

La Clase G no precisa caminos. Su territorio comienza ahí donde otros tienen que arrojar la toalla.

  • Pendientes

    La capacidad ascensional del 100% de la Clase G de Mercedes-Benz.

    100%

    de capacidad ascensional.Capacidad ascensional de los modelos Mercedes-AMG: hasta 80%.

    Corresponde a

    45°

    de pendiente.

  • Inclinación lateral

    La Clase G puede circular con una inclinación lateral del 54%.

    54%

    de inclinación lateral.

    Y con

    100%

    de estabilidad.

  • Profundidad de vadeo

    La Mercedes-Benz Clase G atraviesa cauces de agua de hasta 60 cm de profundidad.

    Hasta

    60 cm,

    de profundidad de vadeo.

    Para

    100%

    pies secos.

  • Ángulo de rampa

    La elevada altura libre sobre el suelo y una batalla ideal se traducen en un ángulo de rampa de hasta 24° en la Clase G de Mercedes-Benz.

    Hasta

    24°

    de ángulo de rampa.

    Gracias a

    2.850 mm

    de batalla.

  • Ángulo de ataque/de salida

    Un ángulo de ataque/de salida de hasta 30° delante y detrás no supone problema alguno para la Clase G de Mercedes-Benz

    Hasta

    30°

    de ángulo de ataque y salida.

    Hasta

    27°

    en los modelos Mercedes-AMG.

  • Altura libre sobre el suelo

    El punto más bajo de la Clase G de Mercedes-Benz se encuentra a 23,5 cm del suelo.

    Altura libre sobre el suelo

    23,5 cm,

    Igual de impresionante,

    22 cm,

    en los modelos Mercedes-AMG.

Consumo de combustible Mercedes-Benz G 500 ciudad/carretera/ciclo mixto: 14,5/11,0/12,3 l/100 km; emisiones de CO2, ciclo mixto: 289 g/km<p>Los valores de CO2 indicados han sido obtenidos de acuerdo con el procedimiento de ensayo «NEDC CO2» que se regula en el art. 2 n.º 2 del reglamento de aplicación (UE) 2017/1153, calculados de conformidad con el anexo XII del reglamento (CE) n.º 692/2008. El consumo de combustible ha sido calculado en base a dichos valores. Los datos no hacen referencia a un vehículo en particular y no forman parte integrante de la oferta, sino que sirven solamente para comparar entre sí los diferentes modelos. Dichos valores pueden sufrir variaciones, dependiendo del equipamiento opcional elegido en cada configuración.</p>