El prototipo experimental Mercedes-Benz F015 Luxury in Motion es una muestra de la claridad sensual como filosofía de diseño.

Un objetivo de los diseñadores es conseguir que la empresa sea percibida como marca de lujo internacional. Para ellos, el lujo es más que un atributo de los automóviles, es un estilo de vida.

En el centro de su trabajo se encuentra siempre la marca principal Mercedes-Benz, que define el lujo moderno con su filosofía de diseño expresada por la claridad sensual. Hoy en día, el lujo es una propiedad atemporal, que transciende a las modas pasajeras. El lujo auténtico es difícil de encontrar y, por lo tanto, extraordinariamente codiciado. Con el tiempo disminuye la relevancia de los valores materiales y destacan las auténticas vivencias emocionales, especialmente la reducción a lo esencial. Las prioridades se concentran en la combinación de alta tecnología con artesanía tradicional y auténtico deleite.

La filosofía de la claridad sensual recoge y encarna un aspecto esencial de la marca, la dualidad de emoción e inteligencia. Para los estilistas, un buen diseño tiene que ser hermoso e inteligente o bien, por decirlo con otras palabras, debe ser a la vez «hot» y «cool». Es fácil enamorarse de los productos de Mercedes-Benz, pues son irresistiblemente «hot». Con ello simbolizan una faceta del núcleo de la marca, representada y caracterizada por Gottlieb Wilhelm Daimler y por la era de los primeros bólidos de competición y los coches de época. La otra faceta simboliza la razón, la parte del núcleo de la marca simbolizada por Carl Friedrich Benz. Su expresión es la reducción y la técnica. Los productos son «cool», como algo inesperado y nunca visto, que sorprende al observador. Movidos por esta filosofía, los diseñadores no crean solamente automóviles, sino todo un mundo de lujo moderno.

El código de diseño define la filosofía de diseño de la marca. Este código se basa en seis principios, que se interpretan individualmente para cada modelo. Esto explica que cada vehículo posea un carácter autónomo y, no obstante, pueda reconocerse de inmediato como un Mercedes‐Benz.